The stratigraphy of the Upper Cretaceous and Tertiary in the Southern Middle Magdalena Valley La estratigrafía del Cretácico Superior y Terciario en el Extremo S del valle Medio del Magdalena

No Thumbnail Available
Date
Authors
De Porta, Jaime
Journal Title
Journal ISSN
Volume Title
Publisher
Universidad Industrial de Santander
Abstract
Description
El límite entre el Valle Medio y el Valle Superior del Magdalena se desplaza desde la población de Honda, donde se venía colocando antiguamente, hasta la latitud de Guatapurí-Piedras donde está determinado por la presencia de un accidente estructural: la falla inversa de Cambrás que cruza el Río Magdalena a la altura del Guatapurí y queda fosilizada hacia el occidente por los depósitos cuaternarios del Cono de Ibagué. Se aplica una nomenclatura litoestratigráfica a los sedimentos cretácicos de la Barrera de Girardot-Guatapurí, diferenciándose las siguientes unidades desde el muro al techo: Formación Hondita, 90 m; Formación Loma Gorda, 167 m; Grupo Olini, que comprende la Lidita Inferior con 35 m, el Nivel de Lutitas con 65 m y la Lidita Superior con 50 m; Nivel de Lutitas y Arenas, 75 m; Formación La Tabla, 91 m. La edad de la sucesión cretácica abarca desde el turoniense hasta el maastrichtiense sin que por el momento el conocimiento de la fauna permita establecer divisiones cronoestratigráficas más precisas. En el borde W de la Cordillera Oriental el cretácico superior está representado por la Formación Cimarrona que entra en contacto con el terciario del Valle Medio del Magdalena por la falla de Cambrás, accidente que sirve de límite oriental a este sector S del Valle Medio. La Formación Cimarrona se divide en las siguientes unidades del muro al techo: Miembro La Fría, 157 m; Nivel de Arenitas y Lutitas, 127 m; Miembro Zaragoza, 70 m; Miembro La Primavera, 76 m. La edad de la Formación Cimarrona después de la fauna de foraminíferos correspondería al maastrichtiense. Los sedimentos terciarios se encuentran distribuidos en dos áreas: el Sinclinal de Jerusalén-Guaduas y el Valle Medio del Magdalena. En el Sinclinal de Jerusalén-Guaduas aflora el terciario más inferior representado por la Formación Seca (antigua Formación Guaduas); Formación Hoyón dividida en los Siguientes miembros: Miembro Cambao 200m, Nivel de Lutitas 130 m, Miembro Aguasclaras 147 m, y Miembro Capira 200 m; Formación San Juan de Río Seco (=antigua Formación Gualanday) dividida en tres miembros: Miembro Armadillos 235 m; Miembro Almácigos 299 m y Miembro La Cruz 202 m. Finalmente se encuentra la Formación Santa Teresa (=antigua Formación La Cira) con la que termina la sedimentación terciaria en el Sinclinal. Dentro del Valle Medio del Magdalena el terciario está representado por el Grupo Honda al que se ha dividido en tres Formaciones: en la base Formación Cambrás (= antiguo Honda no Andesítico de Butler) que no aflora dentro de la región estudiada; Formación San Antonio (= antiguo Honda Andesítico de Butler) que se subdivide en tres miembros: Miembro Flor Colorada 342 m, Miembro Los Cocos 251 m y Miembro La Ceibita 437 m; finalmente la Formación Los Limones que representa el techo del Honda. La Formación Mesa compuesta principalmente por sedimentos procedentes de la erosión de las rocas volcánicas se ha dividido en tres miembros: Miembro Palmas, 80 m; Miembro Bernal, 204 m y Miembro Limbí, 61 m. La Formación Mesa se encuentra solamente al W de la Falla de Honda donde descansa normalmente sobre el Miembro La Ceibita de la Formación San Antonio del Grupo Honda. El contacto entre las dos unidades parece normal, no observándose ninguna discordancia. Máximo se podría aceptar una discordancia progresiva muy débil. Se plantea en este sentido la hipótesis de que la Formación Mesa representa una facie local del Grupo Honda y sea equivalente en parte a la Formación Limones. La edad de la sucesión terciaria es difícil de establecer por falta de datos paleontológicos. Debe seguramente abarcar desde el paleoceno hasta el mioceno y quizás hasta el plioceno. Pero establecer divisiones dentro de ella es por el momento imposible. Los datos que en este sentido se han publicado corresponden a la idea de hacer coincidir cada unidad litoestratigráfica con un piso determinado sin que existan bases paleontológicas. El cuaternario está representado por una serie de conos que descienden de la Cordillera Central y algunos llegan hasta el mismo Río Magdalena. Entre los más importantes están El Cono de Lérida, El Cono de Ibagué y El Cono de Venadillo. Los demás depósitos cuaternarios corresponden a terrazas y a un manto continuo de derrubios que se extiende por todo el borde de la Cordillera Oriental. Estructuralmente el extremo S del Valle Medio del Magdalena corresponde a una semifosa basculada hacia el oriente. Limita con la Cordillera Oriental por la falla inversa de Cambrás. Mientras que hacia el W de los depósitos del Grupo Honda son transgresivos sobre la Cordillera Central. Esta disposición de semifosa basculada hacia el E da lugar a que junto a la falla de Cambrás se encuentren máximos espesores.
The limit between the Middle Valley and the Upper Valley of the Magdalena River has been displaced from the city of Honda, where used to be located, to the latitude of Guataquí-Piedras, where is determined by the inverse fault of Cambrás which crosses the Magdalena River t the Guataquí level, and rest fossilized towards the W by the Cuaternarian deposits of the Ibagués’s Cone. Applying a litostratigraphic nomenclature to the Cretacic sediments of the Girardot-Guataquí barrier, were differentiated from the bottom to the top, the following units: Hondita Formation, 90 m; Loma Gorda Formation, 167 m; Olini Group composed by the Lidita Inferior with 35 m, the Lutitas y Arenas level with 65 m, and the Lidita Superior with 50 m; Lutitas y Arenas Level, 75 m; La Tabla Formation, 91 m. The age of the Cretacic succession includes from the Turoniense to the Maastrichtien but at the present, the knowledge of the fauna does not permit establish more accurate chronoestatigraphic divisions. In the W edge of the Cordillera Oriental the upper Cretacic is represented by the Cimarrona Formation, which contacts the Tertiary of the Middle Magdalena Valley with The Cambrás Fault, being this fault the eastern limit to this section S of The Middle Valley. The Cimarrona Formation is divided from the bottom to the top in the following units: La Fría Member, 157 m; the Arenitas and Lutitas Level, 127 m; Zaragoza Member, 70 m; La Primavera Member, 76 m. The age of The Cimarrona Formation according to the foraminiphera should corresponds to the Maastrichtien. The Tertiary sediments are distributed in two areas: the Jerusalen-Guaduas Synclinal and the Middle Magdalena Valley. At the Jerusalen-Guaduas Synclinal outcrops the lowest Tertiary represented by the Seca Formation (ancient Guaduas Formation), Hoyón Formation divides in the following members: Cambao Member, 200 m; Lutitas Level, 130 m; Aguasclaras Member, 147 m; and Capira Member, 200 m; San Juan de Río Seco Formation (= ancient Gualanday Formation) divided in three memebers: Armadillos Member, 235 m; Almácigos Member, 299 m; y La Cruz Member; 202 m. Finally it was found the Santa Teresa Formation (= ancient La Cira Formation) which ends the Tertiary sedimentation in the Synclinal. In th Middle Magdalena Valley the Tertiary is represented by the Honda Group divided three formations: at the bottom the Cambrás Formation (= ancient Honda Butler’s) which does not outcrops in the studied region; San Antonio Formation (= ancient Butler’s Honda-Andesítico) which is divided in three members: Flor Colorada Member, 342 m; Los Cocos Member, 251m; and La Ceibita Member, 437 m. Finally Los Limones Formation that represents the top of the Honda. The Mesa Formation composed mainly by sediments obtained from the erosion of the volcanic rocks, is divided in the three members: Palmas Member, 80 m; Bernal Member, 204 m; and Lumbí Member, 61 m. The Mesa Formation is found only W of the Honda Fault where it rests normally over La ceibita Member of the San Antonio Formation from the Honda Group. The contact between the two units seems normal, without any apparent discordance. May be it can accepted a very weak progressive discordance. It this sense it is discussed the hypothesis that Mesa Formation represents a local facies of the Honda Group, and equivalent in part to Los Limones Formation. The age of the Tertiary sediments is difficult to establish because there is not paleontological data. May be it embraces from the Paleocene of the Pliocene, but to establish divisions between them it is not impossible. Data published in that sense are presented with the idea of coincide each litoestratigraphic units with a fixed level without paleontological foundations. The Quaternary is represented by a series of cones which descend from the Cordillera Central and some reach the Magdalena River. Among the more important are: Lérida Cone, Ibague Cone, and Venadillo Cone. The other Quaternarian deposits correspond to terraces and to a continuous stratum of alluvium which extend out through the edge of the Cordillera Oriental. Structurally the Middle Magdalena Valley extreme S corresponds to a semigraben sunk towards E. Limits with the Cordillera Oriental by the inverse fault of Cambrás. Meanwhile towards the W the Honda Group deposits are transgressors over the Cordillera Central. This arrangement of semigraben sunk towards E produces in the neighborhood of the Cambrás Fault the maximum thickness.
Keywords
Citation